La revolución mexicana desde la perspectiva de los estudiantes

Escrito por: Elvira Mondragón – ESIME Zacatenco.

El día 20 de noviembre de 1910 el pueblo de México explota ante la administración del presidente, el general Porfirio Díaz que tenía ocupado la silla presidencial desde el año de 1876 y aunque con el pasar del tiempo su administración tomó la línea de dictadura, en su periodo logró que México creciera económicamente, producto de la inversión extranjera y la estabilidad se debió a una mano férrea que la dictadura ejerció.

Aunque este gran progreso no se sintió en la clase baja donde se encontraban campesinos y obreros, los cuales se sumergían y vivían en una pobreza cada vez más extrema con deudas de sumas exorbitantes en sus tiendas de raya con sus patrones y jefes, viendo como el dinero solo fluía en las manos de las familias adineradas y poderosas mientras ellos cada vez más marginados causaban gran acumulación de descontento contra quien en el terreno económico, solo para los empresario,  estaba desarrollando algunos pilares fundamentales como el ferrocarril.

Paralelamente al gran desarrollo de la industria minera a inicios del siglo XX en el norte cerca de la frontera de los EEUU y ferrocarrilera por todo el país, los campesinos y obreros pobres no podían palpar los beneficios de dicho desarrollo. Los propietarios de las zonas mineras eran inversionistas extranjeros beneficiados por las políticas impulsadas por el régimen de Porfirio Díaz. El descontento se agravaba en todos los sectores sociales, aunado a esto la supresión de la libertad de expresión terminarían marcando el inicio de la revolución mexicana en 1910.

Las primeras huelgas- la huelga de Cananea.

Las primeras manifestaciones del sector obrero que con derechos laborales nulos y pésimos condiciones explotan la huelga el 1º de junio de 1906 en Cananea, sonora – organizada y orquestada por mineros que sufrían a diario las inhumanas condiciones de las minas. A cananea se le llama “cuna de la revolución”.

La huelga demandaba en su pliego petitorio mejores salarios y jornada laboral de 8 horas, entre las que más destacaban.

La huelga de cananea fue apoyada por activistas del Partido Liberal Mexicano dirigido por Ricardo Flores Magón. Crearon en pocos días un semanario llamado “centenario” para la agitación y propaganda entre los mineros en huelga. No sin antes crear una célula de organización y preparación de la revolución de1910 llamada “Club liberal cananea”.

La huelga duro pocos días por la ola represiva que mantenía el régimen de Díaz. Así el 6 de junio de 1906 la mina regresaba a actividades normales con algunas decenas de mineros muertos por los enfrentamientos ocurridos con grupos de choque organizados de mineros estadounidenses que ganaban más que los mineros mexicanos, 50 detenidos y cientos tuvieron que huir de la mina.

La huelga de Cananea sería el primer destello de la antesala de la revolución y la huelga de Rio Blanco fue el siguiente en entrar en escena.

La figura de Francisco I Madero.        

Madero comienza a agitar las aguas realizando giras por México para crear un nuevo y visionario partido político luego de que Díaz diera una declaración en una entrevista el 18 de febrero de 1908 asegurando que por fin dejaría la silla presidencial al finalizar su mandato, sin embargo Porfirio vuelve a presentar su candidatura y Madero es llevado preso. Mientras Madero se encontraba prisionero se llevaron a cabo las nuevas elecciones y una vez más Díaz es electo como presidente y es así como Madero tiempo después logra salir en libertad y se moviliza a San Antonio E.U en donde proclama el Plan de San Luis Potosí, en el cual declara invalidas y fraudulentas las elecciones en donde una vez más había ganado Díaz así convoca a la lucha y levantamiento armado y se proclama y reconoce como presidente nacional y “jefe de la revolución” el día 20 de noviembre de 1910.

Así mismo los aliados tenían sus demandas en el norte del país se vivía la problemática con el gremio obrero y sus largas jornadas laborales con malas pagas y constantes abusos, estos mismos exigían que se les dieran un trató más semejante al de los obreros del país vecino con sueldos dignos y jornadas laborales establecidas.

Está lucha armada fue apoyada por aliados como Pancho Villa al norte del país y Emiliano zapata líder campesino en el sur para así ejercer una presión sobre el ejército del General Porfirio Díaz.

Al sur del país los problemas se teñían de otro color en el sector campesino que esté vivía casi al borde de la esclavitud por ello exigían tierra y libertad las mismas que les habían sido arrebatadas, robadas y repartidas entre hacendados y terratenientes ricos obligados a trabajarlas como esclavos de los mismos apoderados de la región.

Y estos tanto obreros como campesinos no aguantando más el yugo explotador y siguiendo a sus líderes se encabezan en la lucha armada exigiendo sus tierras y derechos.

Es así que Madero aprovechando el resentimiento y descontento popular une a sus filas a los líderes del movimiento en el Norte y Sur unificando fuerzas con la promesa del cumplimiento de sus demandas.

Para el año de 1911 se llevan a cabo las nuevas elecciones siendo Francisco I. Madero el vencedor absoluto una vez exiliado el General Díaz tras firmar su renuncia el 25 de Mayo de 1911.

Es así como los ojos del pueblo mexicano se fijaban en el nuevo líder para así mejorar la situación de los gremios más afectados y menos favorecidos durante el Porfiriato.

Una vez Madero toma la posesión del poder surge un nuevo descontento con el líder campesino Emiliano Zapata y Francisco Villa, al notar que los intereses del nuevo presidente tomaban un rumbo distinto, al querer imponer el derecho a elegir y el cambio general del sistema, dejando de lado una vez más el tan esperado y anhelado cambio social asiendo que creciera aún más su descontento cuando este incluye a varios políticos porfiristas dentro de su administración.

En el año de 1912 se reforma la ley electoral que limitaba la intervención del estado en las elecciones y permitía el voto a mayor cantidad de personas.

Sin embargo para Zapata y Villa votar no era por lo que luchaban, la mayor parte de campesinos se levantaron en armas por la reforma agraria, lo consideraron un traidor a los intereses de los campesinos y obreros, una vez más alguien que no cumplió las demandas sociales.

Pero es en 1913 cuando surge un movimiento contrarrevolucionario dirigido por Félix Díaz, Victoriano Huerta y Bernardo Reyes que dan un golpe de estado conocido como la Decena Trágica que cobra las vidas del mismo Madero su vicepresidente Pino Suárez y un hermano del presidente. Es como entonces Huerta asume la presidencia y se generan nuevas discrepancias con jefes revolucionarios Francisco Villa y Venustiano Carranza, evidenciando las diferencias de clase entre las fracciones revolucionarias, por un lado Carranza que representaba al sector burgués de la revolución y Villa al campesinado pobre, pero poco después de un año de mandato renuncia cuando E.U. ocupa Veracruz.

La situación política lejos de tranquilizarse vio como incrementaron los problemas y diferencias entre los sectores que se habían enfrentado a Huerta, es así como Carranza mediante el Plan de Guadalupe convoca a la famosa Convención de Aguascalientes para elegir un único y legítimo líder, dando como fruto la elección de Eulalio Gutiérrez, pero vuelve a aparecer un nuevo conflicto latiente cuando el mismo Carranza desconoce dicho acuerdo. Luego de la derrota de los partidarios de la Convención de Aguascalientes, se comenzó a redactar una nueva constitución y Carranza es electo presidente en 1917, a su vez las diferencias políticas no cesaron y jefes revolucionarios fueron asesinados comenzando por Zapata en 1919 seguido de Carranza en 1920 de Villa en 1923 y Obregón en 1928.

Y es así como una vez más México por una agónica guerra cobrando vidas de números incontables para seguir con las mismas preguntas de siempre ¿México está mejor? ¿El pueblo de México está mejor?.

Después de esto nos queda más que aprender de nuestros errores puesto que no ha cambiado casi nada para la clase baja esa clase pobre popular y obrera el país vuelve a lo mismo día a día sigue sin haber igualdad, los pobres siguen trabajando para los ricos con nuevas máscaras que disfrazan la triste realidad del país.

México es grande y seguirá siendo grande para las clases sociales altas y no para la clase popular para ellos existe pobreza.

Es nuestro deber reivindicar el sentir y al sector oprimido de la revolución mexicana, aprender de sus lecciones y luchar por una sociedad más justa e igualitaria, donde se acaba la guerra, el hambre y la explotación, y eso no lo podemos lograr dentro de los límites de la sociedad del sistema capitalista.